lunes, 23 de septiembre de 2019 00:49
Sociedad

La sexta extinción masiva, prevista para el año 2100

|

Esqueleto animal



La fórmula matemática basada en las muertes masivas anteriores sugiere que la Tierra está preparada para cruzar un 'umbral de catástrofe' hacia finales de este siglo, debido a los combustibles fósiles.


El planeta Tierra parece estar encaminándose hacia el comienzo de una sexta extinción masiva de la vida en 2100. Y esto debido a la cantidad de carbono que se expele a la atmósfera, según un estudio matemático de los cinco eventos anteriores en los últimos 540 millones de años.


El profesor Daniel Rothman, codirector del Centro Lorenz del Instituto Tecnológico de Massachusetts, ha teorizado que las perturbaciones en el ciclo natural del carbono a través de la atmósfera, los océanos, la flora y la fauna jugaron un papel en las muertes masivas de animales y plantas en el pasado.


Ha estudiado cuándo sucedieron tales cambios y ha descubierto que cuatro de las cinco extinciones masivas anteriores tuvieron lugar cuando la interrupción cruzó un "umbral de cambio catastrófico".


La peor extinción masiva de todos -la llamada Gran Muerte, hace unos 248 millones de años, cuando el 96 por ciento de las especies desapareció- superó uno de estos umbrales con mayor margen.


Basándose en su análisis de estas extinciones masivas, el profesor Rothman ha desarrollado una fórmula matemática para ayudar a predecir cuánto carbono extra podría añadirse a los océanos -que absorben grandes cantidades de la atmósfera- antes de desencadenar una sexta extinción masiva.


Gorila


EL RESULTADO, ALARMANTE


Para la cifra de 310 gigatoneladas, sólo 10 gigatoneladas están por encima de la cifra que se espera que se emita para 2100 en el mejor de los casos previsto por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático. El peor de los casos resultaría en más de 500 gigatoneladas.


Algunos científicos argumentan que, de hecho, la sexta extinción masiva ya ha comenzado.


Mientras que el número total de especies que han desaparecido del planeta no se acerca a los eventos más apocalípticos del pasado, la tasa de pérdida de especies es comparable.


El profesor Rothman subraya que las extinciones masivas no necesariamente implican cambios drásticos en el ciclo del carbono, como lo demuestra la ausencia de este fenómeno durante la extinción tardía de Devonian hace más de 360 millones de años.


En la revista Science Advances (en inglés), señala que eventos como las erupciones volcánicas, el cambio climático y otros factores ambientales también podrían jugar un papel importante.


Pero advierte que también deberían considerarse los cambios en el ciclo del carbono -como su quema de grandes cantidades en forma de petróleo, carbón y gas-.


"La historia del sistema terrestre es una historia de cambio. Algunos cambios son graduales y benignos, pero otros, especialmente los asociados con la extinción masiva catastrófica, son relativamente abruptos y destructivos ", escribe el profesor Rothman.


"¿Qué diferencia a un grupo del otro? Aquí, yo planteo la hipótesis de que las perturbaciones del ciclo del carbono de la Tierra conducen a la extinción masiva si exceden una tasa crítica en escalas de tiempo largas o un tamaño crítico en escalas de tiempo cortas".


Panda


LA FECHA, 2010


Analizando 31 eventos isotópicos de carbono durante los últimos 542 millones de años, identifica la tasa crítica con un límite impuesto por la conservación masiva.


El tamaño crítico moderno para el ciclo del carbono marino es similar a la masa de carbono que las actividades humanas probablemente habrán añadido a los océanos para el año 2100.


La idea de que las extinciones masivas son causadas por grandes cambios ambientales la sugirió hace unos 200 años el famoso naturalista francés Georges Cuvier.


Si estos cambios son demasiado rápidos para la evolución de las especies, pueden desaparecer como resultado de la competencia excesiva de los que sí pueden adaptarse o porque son incapaces de hacer frente al nuevo entorno.


Algunas especies de árboles ya tienen problemas porque la temperatura está subiendo tan rápidamente que no pueden "migrar" gradualmente -sembrando árboles jóvenes- a climas más fríos.


El profesor Rothman considera que probablemente todavía pasen miles de años para que cualquier desastre ecológico se produzca, pero que el año 2100 podría ser el punto de inflexión en el que el mundo entraría en "territorio desconocido".


relacionada ​El Gobierno aprueba declarar en 'situación crítica' al visón europeo y al urogallo cantábrico
relacionada España pacta con la UE el impulso hacia la Economía Circular
relacionada Las consecuencias del calentamiento de los océanos ya son visibles

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil