jueves, 24 de enero de 2019 06:29
Opinión

LOS CDR, LOS GAAR, MOSSOS, TORRA Y LOS CURAS REPARTIENDO HOSTIAS

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Quimtorra


Cuando creíamos que estaba casi todo visto, digo bien, casi, resulta que aún quedan muchas cosas por ver, por muy surrealista que parezca. La semana pasada se iniciaba una huelga de hambre inducida por Jordi Sànchez y seguida por Jordi Turull, Josep Rull y Joaquim Forn, estos tres últimos de la exconvergencia que con nuevas siglas sigue sin levantar cabeza... Jordi Sànchez, considerado el ideólogo de la criatura de Puigdemont que es la Crida, y que desea relanzar, quiere volver al activismo del que tanto rédito político y mediático ha sacado. Su intención es conseguir una candidatura unitaria del independentismo, siendo el padre prior del invento. Apretar, apretar y seguir apretando a los de ERC para que cedan a sus pretensiones. Si esto no lo consigue, los republicanos quedarán como culpables y traidores. Él es un mártir de la causa, los otros compañeros de prisión que no les siguen en la huelga, ya pueden imaginar la opinión que tienen, aunque haya foto de unidad de por medio. Montaje y publicidad de la nueva jefa de prensa de los tres huelguistas de hambre, Pilar Calvo, experiodista deportiva, hoy dedicada al mundo de los negocios. Pero la estrategia de huelga es también una presión sobre la justicia ante el juicio que se iniciará en los primeros meses del próximo año.


Conforme ha ido avanzando la semana, los acontecimientos han ido subiendo de tono, no solo por los resultados de las elecciones andaluzas, que también, dado el avance de la formación política de ultraderecha VOX, sino por las tomas de decisiones, viajes a Bruselas a adorar al Santón Puigdemont. Por cierto, ¿quién paga los gastos de todos los consellers, presidente, diputados, cargos electos y públicos que viajan allí? 


Mientras presentan el Consell de la República, papel mojado, se insiste en la declaración unilateral, ahora con el modelo Eslovenia que anuncia el presidente suplente Torra.


La versión es de Puigdemont, como si esta fuera la ya la definitiva, para seguir con el mantra de siempre. Se olvidan de explicar un pequeñísimo detalle: 74 muertos fue el coste del proceso. Escuchando a Toni Comín, el huido afirma: "el tramo que queda para llegar hasta el final, no nos tenemos que engañar más, será dramático. Ha llegado la hora, no podemos esperar, ha llegado la hora de pagar el precio, alto, injusto, pero inevitable de nuestra libertad; solo si estamos dispuestos a pagar este precio seremos libres". Así ha rematado el filosofo que vive en Bruselas, a cuenta del erario público, que los conflictos y sus consecuencias le cogen a unos cuantos kilómetros. ¡Que venga a Barcelona, que asuma su responsabilidad y luego que hable! Animar a la confrontación es de una bajeza moral y política indigna del apellido que lleva.


A las actuaciones estelares de los CDR se les ha sumado otro nuevo colectivo -siempre son los mismos que van añadiendo siglas para dar sensación de suma de colectivos- GAAR, que significa Grupos Autónomos de Acciones Rápidas. Hay que tener la chuleta a mano para comprender tanta sigla. Pues como les iba explicando, están haciendo de las suyas en las calles, con enfrentamientos con mossos incluidos y la consecuente queja de la CUP que pide el cese del conseller Buch por la "violencia" empleada por los policías autonómicos y este se pone de lado a la hora de defender a sus agentes. Esto no es suficiente y el presidente Torra -ahora en huelga de hambre- arremete contra los mandos de sus policías.


Los periodistas de cabecera, todos sabemos quiénes son, les dicen que hay mucho mosso facha que proviene de la Policía Nacional y la Guardia Civil. ¿ Si hay mossos fachas, a los otros qué calificativo se les pone? ¿Los nuestros? La policía es la policía, y no reparten hostias consagradas, como los curas, sino de las otras, aunque no nos guste. Mientras nos preguntamos ¿Qué sucede con los padres, abuelos y otros familiares "fachas" que han tenido unos cuantos dirigentes que ahora van por la vida de puros y santos? Sin ir más lejos, Lluís Llach, que tiene unos cuantos fachas entre su familia.


Ahora resulta que los fachas son los de fuera y que en Catalunya, nunca ha habido “fachas”. ¿Donde están los miles de catalanes que recibían con banderas y vítores a Franco en sus viajes a Barcelona? Se han esfumado como la memoria de los pura sangre. ¡Ya está bien de tanta hipocresía! La historia es la que es, y negándola no se elimina. Lo que no hay que hacer es  repetirla.


Como los mossos están en plan samaritano, no quieren más amonestaciones, ni críticas, este domingo los CDR, los GAAR y otros muchachitos inocentes, cortaron la AP, la Diagonal e hicieron de las suyas sin ser molestados por los agentes sin autoridad, para que no se incomode el presidente Torra porque igual estaba su hijo entre esa inocente pandilla de indeseables que campa a sus anchas sin respetar nada.


Mientras todo esto sucede, el presidente viajero no habla de todas las manifestaciones y reclamaciones de los funcionarios que están hasta el gorro de sufrir las consecuencias de un gobierno que no gobierna, que está siempre de viaje, que solo tiene una prioridad: buscar la manera de seguir enfrentado a la sociedad catalana hasta que esto explote.


El PP produjo independentistas y los independentistas han fabricado a la ultraderecha VOX. ¿Eso es lo que quiere? Pues lo están consiguiendo.


'Los CDR, los GAAR, mossos, Torra y los curas repartiendo hostias' originalmente en catalunyapress.es.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil