viernes, 18 de octubre de 2019 03:57
Ciencia e investigación

​Descubierto un planeta gaseoso a 30 años luz que no debería existir

|

Representaciu00f3n artu00edstica del plantea GJ 3512b, a 30 au00f1os luz de la Tierra


Representación artística del plantea GJ 3512b, a 30 años luz de la Tierra / CARMENES - RenderArea - J. Bollaín - C. Gallego



Un grupo internacional de astrónomos ha anunciado el descubrimiento de un planeta que no debería existir. El gigante gaseoso que se encuentra en la órbita de la estrella enana roja GJ 3512 obliga a los científicos a revisar la teoría principal de la formación planetaria.


Con una masa equivalente a la mitad de Júpiter, unas 150 veces más que la Tierra, el planeta detectado orbitando GJ 3512 es una esfera de gases hostil, a unos 120 grados bajo cero, debido al escaso calor suministrado por esa estrella enana roja.


El descubrimiento de un nuevo exoplaneta no es exactamente una novedad, ya que cerca de 400 de estos planetas ya han sido descubiertos fuera de nuestro sistema solar en los últimos años. La noticia es que este exoplaneta se formó en un área donde, según las teorías de la formación planetaria, no debería estar.


"Es la primera vez que se encuentra un planeta de este tipo en una estrella de este tipo", afirma Ignasi Ribas, astrónomo del Instituto de Ciencias del Espacio de Barcelona y coautor del estudio, firmado por más de 180 investigadores de 12 países, citado por 'El País'.



MÁS: La Nasa descubre un planeta diferente 

a cualquiera en nuestro Sistema Solar 



Hasta ahora, se pensaba que los gigantes gaseosos eran generados por la acumulación de rocas en el disco protoplanetario alrededor de una estrella. Se forma así un núcleo relativamente masivo de metales, capaz de atraer gases como el hidrógeno y el helio hasta que se forman estos gigantes gaseosos como el GJ 3512 b.


Con cerca del 12% de la masa del Sol y una temperatura superficial de 2807 grados centígrados (un poco más de la mitad de la de los 5780 de la estrella que permite la vida en la Tierra), el GJ 3512 no tiene capacidad para albergar a un gigante gaseoso como éste, según los modelos actuales de formación planetaria, por lo que este planeta no podría existir, informan los autores del descubrimiento, publicado el jueves en la revista 'Science'.


El descubrimiento da alas a una teoría según la cual los gases pueden acumularse por sí mismos hasta formar un planeta sin núcleo, siempre que exista una órbita adecuada y la temperatura adecuada. 


Esto obliga a revisar las teorías clásicas de la formación de planetas y pone sobre la mesa una forma alternativa de generar planetas gigantes, específicos de las enanas rojas, que constituyen la gran mayoría (80%) de todas las estrellas de nuestra galaxia, la Vía Láctea.


El GJ 3512 b, un gigante gaseoso que orbita una enana roja (una estrella fría con poca masa), ubicada a 30 años luz de la Tierra, puede ser el primer caso de este tipo de formación de planetas, aún sin probar, porque es muy difícil demostrar si los planetas de este tipo tienen un núcleo sólido.

relacionada La Nasa descubre un planeta diferente a cualquiera en nuestro Sistema Solar
relacionada Los extraterrestres no solo podrían vivir en otros planetas

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil