viernes, 18 de octubre de 2019 04:14
Internacional

​La UE admite que el acuerdo del Brexit es muy difícil y vuelve a hablar de un nuevo aplazamiento

|

El jefe negociador de la Unión Europea para el Brexit, Michel Barnier, ha calificado este miércoles 9 de octubre como "muy difícil" la posibilidad de llegar a un acuerdo para la retirada del Reino Unido de la Unión Europea hasta el 31 de octubre, aunque admite que esto "sigue siendo posible".


Preguntado en el Parlamento Europeo, antes de la sesión plenaria en la que presentó un informe de situación sobre las "negociaciones del Brexit", en el Consejo Europeo de los días 17 y 18 de octubre, Barnier consideró "siempre posible, aunque difícil" un acuerdo, mientras las negociaciones están en curso.


"En cualquier caso, la Unión Europea permanecerá tranquila, vigilante, respetuosa y constructiva", dijo. Sobre si considera que la actitud del Reino Unido es respetuosa, dijo que "las discusiones técnicas continúan" y que él mismo invitó "al [Secretario de Estado británico para el Brexit] Steve Barclay a un almuerzo de trabajo mañana [jueves]".


La declaración de Michel Barnier elimina los rumores que circulaban en Londres, que informaban de la ruptura de las negociaciones, tras una llamada telefónica entre los gobiernos de Londres y Berlín. Ayer mismo, la portavoz de la Comisión Europea, Mina Andreeva, había negado tal ruptura, ya que "se habían programado y se estaban llevando a cabo negociaciones técnicas". Ahora la declaración de Barnier demuestra que las conversaciones continúan, incluso a nivel político.


Ya en la sala de plenos, Barnier admitió: "En cuanto me dirijo a ustedes [los diputados], no veo cómo puedo llegar a un acuerdo. El tiempo se acaba.


"Seguiremos trabajando y creo que hoy puedo decir que, aunque sea muy difícil -muy difícil- si hay buena voluntad por ambas partes, todavía es posible llegar a un acuerdo con los británicos", admitió.


Barniernegociadorbrexit

El negociador jefe de la UE, Michel Barnier


En el mismo debate, el líder de los liberales en el Parlamento Europeo, el belga Guy Verhofstadt, calificó de "no seria" y "virtual" la propuesta alternativa presentada la semana pasada por Boris Johnson sobre el punto de apoyo. Acusó al primer ministro conservador de intentar "jugar a un juego de culpabilidad" en el que todos son culpables, "todos menos el Sr. Johnson, aparentemente".



ADVERTENCIAS


El Presidente de la Comisión Europea, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, inició su intervención en el Pleno sobre los progresos realizados por la República de Macedonia del Norte y Albania en materia de integración, admitiendo que la puerta a la ampliación de la UE debe abrirse a estos dos países.


Sin embargo, "a medida que la Unión Europea avanza, también debemos abordar la salida de un Estado miembro", ya que "esa fue la elección del pueblo británico, no la elección de la Unión Europea, aunque estamos respetando esa elección".


"Seguimos discutiendo con el Reino Unido sobre las condiciones de la salida", dijo Juncker, descartando la responsabilidad del bloque en caso de una salida abrupta, ya que "personalmente no excluye un acuerdo".


Pero la declaración iba acompañada de una advertencia expresada con un drama raro: "Quiero repetir, a la atención de nuestros amigos británicos, que no es sólo un Parlamento de Westminster el que tiene que estar de acuerdo con las normas", haciendo referencia a las responsabilidades que el Parlamento Europeo también tendrá en la decisión.


EXTENSIÓN O NO DEAL


En la apertura de la sesión plenaria, el Presidente del Parlamento Europeo, el italiano David Sassoli, informó sobre las preocupaciones que expresó el martes al Primer Ministro británico, en la reunión que ambos celebraron en Londres, tras la invitación de Boris Jonhson.


A pesar de la confianza y la esperanza, he visto que en este momento no hay mucho progreso", lamentó Sassoli, subrayando que "cualquier acuerdo alcanzado entre la Unión Europea y el Reino Unido debe obtener no sólo el voto de la Cámara de los Comunes, sino también la aprobación del Parlamento Europeo".


David Sassoli informó sobre su evaluación de las propuestas más recientes presentadas por el Reino Unido con una alternativa al mecanismo de protección original, considerando que "actualmente no constituyen una base para llegar a un acuerdo" y son sólo "ideas".


No son propuestas que puedan ser implementadas inmediatamente", dijo Sassoli, advirtiendo que actualmente sólo identifica "dos alternativas: la extensión[del artículo 50 del Tratado de Lisboa] o la falta de acuerdo".


Es evidente que el Parlamento está abierto a la posibilidad de una prórroga", confirmó, señalando la necesidad de "tener razones válidas u objetivos precisos" para que se conceda dicha prórroga, pero "solicitar la prórroga es una responsabilidad y una prerrogativa del Reino Unido". Las razones válidas y los objetivos precisos serían, en este momento, elecciones anticipadas o un segundo referéndum sobre el Brexit.


EXTENSIÓN LARGA


Este miércoles en Bruselas se ha difundido información sobre una idea que sugiere que el plazo para una prórroga podría ser mucho más largo que los tres meses inicialmente debatidos. A pesar de la resistencia del Primer Ministro Boris Johnson a asumir la necesidad de un nuevo aplazamiento del Brexit (que ya sería el tercero).


El periódico británico 'The Guardian' cita fuentes diplomáticas de la Unión Europea, que admiten que el Reino Unido permanecerá en la Unión Europea durante la primera mitad de 2020, hasta junio.


El debate sobre esta posibilidad cobró fuerza después de que se convirtiera casi en un punto fijo, tras la llamada telefónica entre Boris Johnson y la Canciller alemana Angela Merkel, de que el acuerdo entre Londres y el bloque europeo sería prácticamente imposible hasta el 31 de octubre.


Ayer, en una llamada entre Berlín y Downing Street No. 10, Merkel le dijo a Jonhson que sentía que era "extremadamente improbable" que un acuerdo no incluyera el mantenimiento permanente de Irlanda del Norte en la Unión Aduanera.


La idea es inaceptable para Londres, y Boris Johnson inmediatamente hizo que un portavoz de su gobierno dijera que si la declaración del Canciller "representa una nueva posición establecida", significaría que "el acuerdo es virtualmente imposible (...) para siempre".


Boris Johnson



Con la ironía que le caracteriza, el Presidente polaco del Consejo Europeo, Donald Tusk, no perdió el tiempo criticando a Johnson, señalando que lo que está en juego no es un estúpido "juego de culpas", sino el futuro de Europa y del Reino Unido, así como la seguridad y los intereses de nuestros pueblos.


"No quieres un acuerdo, no quieres una prórroga, no quieres revocar... quo vadis? [¿Adónde vas?]", preguntó el Presidente del Consejo Europeo.


PROPUESTA DE LONDRES


La semana pasada, Boris Johnson envió una propuesta a Bruselas que, en su opinión, sería una alternativa a la barrera de contención para Irlanda, a través de múltiples controles, en el mar y en dos puntos diferentes, lejos de la frontera, entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda.


En la Comisión Europea, el plan alternativo de Boris Johnson fue ampliamente desacreditado. El análisis de Bruselas presenta una lista de puntos críticos sobre el texto de la propuesta, que incluye, por ejemplo, una advertencia sobre la posibilidad de exenciones aduaneras inaceptables para las pequeñas y medianas empresas y la incapacidad de hacer propuestas viables sobre cómo evitar el contrabando.

relacionada Merkel dice que el acuerdo del Brexit será "esencialmente imposible"
relacionada Boris Johnson pedirá un aplazamiento si no hay acuerdo para el Brexit
relacionada Boris Johnson pedirá un aplazamiento si no hay acuerdo para el Brexit

COMENTAR



Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil