sábado, 15 de agosto de 2020 06:30
Internacional

​Ex aliada de Bolsonaro denuncia la existencia de un grupo difusor de fake news vinculado al Presidente

|

Jair Bolsonaro


La diputada brasileña Joice Hasselmann, ex líder del Gobierno de Jair Bolsonaro en el congreso, denuncia la actuación de un grupo de difusión de fake news vinculado al actual Presidente y que trabajaría en la sede de la Presidencia.


Joice Hasselmann prestó declaración en la Comisión Parlamentaria Mixta de Investigación (CPMI) de las "falsas noticias", establecidas por el Congreso brasileño, y declaró la existencia de un grupo que, según la diputada, llegó a ser conocido como "oficina del odio", teniendo como mentores al concejal Carlos Bolsonaro y al diputado Eduardo Bolsonaro, ambos hijos del actual jefe de Estado de Brasil.


Ayudada por presentaciones gráficas en formato powerpoint, la ex aliada de Bolsonaro presentó lo que ella considera un esquema de creación y difusión de noticias falsas en Internet, vigente en el Palácio do Planalto, sede de la Presidencia de la República, en Brasilia.


"Cualquiera que eventualmente no esté de acuerdo [con la familia Bolsonaro] entra como enemigo de la milicia", dijo, añadiendo que el grupo actúa con una estrategia bien definida y organizada, comenzando con una lista de personas consideradas "traidoras" y que son elegidas como blanco de ataques cibernéticos.


"Se elige un objetivo. Un ataque es combinado e incluso hay un calendario de quién ataca y cuándo. Y cuando se elige ese objetivo, entran personas y robots. Por eso, en cuestión de minutos, tenemos información difundida en todo Brasil", dijo.


Como prueba, la diputada expuso fragmentos de conversaciones de Whatsapp atribuidos a la "oficina del odio", con directrices sobre los procedimientos a seguir.


Joice Hasselmann también divulgó los precios utilizadas para difundir fake news: según el ex líder del gobierno en el Congreso, cuestan alrededor de 500 mil reales (107 mil euros) a las arcas públicas.


Además, dijo que recibió información de que el consejero Carlos Bolsonaro propuso la creación de un "Abin paralelo" en el Gobierno, que funcionaría como un organismo clandestino, en la línea de la Agencia Brasileña de Inteligencia de Brasil (Abin), que incluiría la instalación de escuchas telefónicas.


"Esa información me fue dada. Es obvio que conservaré la fuente. No formo parte de ese grupo, me llevó mucho tiempo conseguir esa información, porque es muy confidencial, pero incluso algunas personas que forman parte de él entienden que se han roto todos los límites".


VÍCTIMA DE CIBERACOSO


Hasselmann fue una de los principales aliadas del presidente brasileño dentro del Partido Social Liberal (PSL). Bolsonaro la destituyó de su cargo como representante del gobierno en el Congreso cuando se hizo pública una crisis dentro del partido del Presidente.


Después de la crisis interna del PSL, Jair Bolsonaro firmó, el mes pasado, su desvinculación del partido, una formación política a través de la cual se postuló para presidente el año pasado, y anunció la creación de la Alianza para Brasil.


Después de los conflictos con la familia Bolsonaro, Joice Hasselmann llegó a ser víctima de la violencia en Internet ("ciberacoso") de Eduardo Bolsonaro.


El Consejo de Ética de la Cámara de Diputados de Brasil abrió dos procedimientos disciplinarios la semana anterior contra el hijo del jefe de Estado y diputado federal, tras las quejas de su propio partido y de la oposición.


Después del testimonio de Joice Hasselmann, el Presidente brasileño se enfrentó a las acusaciones, que negó.


"No hay ninguna posibilidad [de la existencia del grupo]. Inventaron el oficio del odio y algunos idiotas creyeron. Otros idiotas incluso testificarán, como un idiota está ahora testificando", contestó a la prensa local, Jair Bolsonaro.


ENVÍO MASIVO DE MENSAJES


En octubre, WhatsApp admitió, por primera vez, que en las elecciones presidenciales en Brasil, el año pasado, hubo un envío masivo de mensajes, con sistemas automatizados contratados por las empresas.


En una serie de informes publicados en octubre de 2018, mes de las elecciones presidenciales en el país sudamericano, Folha de S. Paulo reveló la contratación de empresas de marketing que enviaban mensajes políticos masivos, de manera fraudulenta.


Según el diario, los empresarios que apoyaban al entonces candidato Jair Bolsonaro pagaron por enviar mensajes masivos contra el opositor del Partido de los Trabajadores (PT), Fernando Haddad, que fue derrotado en las elecciones.


Haddad también fue multado por el Tribunal Superior Electoral (TSE) por promover irregularmente contenido contra su entonces oponente y ahora presidente del país.

relacionada ​Bolsonaro denunciado por crímenes de lesa humanidad en el Tribunal de La Haya
relacionada Bolsonaro lanza nueva partido: ​Alianza por Brasil

COMENTAR

Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso-legal Cookies Consejo editorial version mobil